Autorretrato Sonoro 001

La Veneno. Testimonios universales de empoderamiento ante un ecosistema social hostil

Abre bien las alas, lánzate a volar Abre bien las alas, lánzate a volar Abre bien las alas, lánzate a volar

Los ambientes sociales hostiles son invisibles nebulosas de odio, nubes tóxicas de gente tóxica e indeseable que atentan, por iniciativa propia o por inducción inconsciente, contra nuestra estabilidad mental y emocional. Se trata de personas que, por su condición de ser o mediante unas actitudes que poca relación guardan con el cariño o la empatía, debilitan nuestra autoestima, nos hieren, nos hacen enfadar, se apropian nuestra identidad, se mofan de nosotrxs, se sienten superiores, se toman confianzas de las que no disponen, no miden las distancias o, simplemente, nos caen mal.

 

Este fanzine es una guía de supervivencia para situaciones en las que estas personas comienzan a despedir sus hediondos aires. Una guía de supervivencia contra el odio, en pro de nuestro autocuidado, de la búsqueda de un estado de ataraxia. Este fanzine es un recurso de empoderamiento que toma como herramientas dos símbolos que han marcado a la España de nuestra generación: la  fastuosidad del interiorismo nacido con el Desarrollismo español y, por otro lado, el descaro y la incorregible actitud de la legendaria Cristina "La Veneno".

 

El Desarrollismo en los hogares de una España que se abría al mundo es la superficialidad mejor entendida. Lo majestuoso, la imagen ante lxs demás, la buena apariencia, la demostración visual de poder, hacen felices a las familias de clase media de nuestro país. Ahora pueden mostrarse, exhibirse, engalanarse ellxs y también su casa. Los nuevos materiales, el ornamento inútil, lo kitsch, el oro falso, la cristalería, la estatuilla, la flor de plástico, el cuadro falso, el gotelé, la gran lámpara, el mueble de madera que cubre toda la pared del salón, la pedrería de imitación. Todos ellos hacen gala de un nuevo "estar" colectivo, de un fresco inconsciente parejo a los vientos de cambio, de una intención de que la imagen, la superficie, hable por nosotrxs. Imágenes alegóricas de unas gentes que preservan el cariño, el trabajo, la alegría, lo íntimo de la personalidad, debajo de unas capas y ocultos ante las visitas por si acaso.

 

La Veneno, una de las mayores figuras en la lucha LGBT+ de nuestro país, eel gran ejemplo de empoderamiento que necesita nuestra generación. Su renacer viral y explosivo en la cultura popular ha puesto de manifiesto sus sabias palabras, sus imborrables citas; pero lo ha hecho al amparo de una arriesgada niebla de risas y afán por el circo y la fantasía (todos ellos, ojo, elementos también positivos). Así, hemos de poner de manifiesto la profundidad que reside dentro de todas estas frases, enunciadas en los platós abigarrados e inolvidables de Sálvame o Dónde estás, corazón. La valía de La Veneno para imponer su fuerza de esa manera es de tal magnitud como el potencial combativo de las mismas. La Veneno se mostró en su total naturalidad, expresándose toda ella. Sus testimonios no son frases para nada desdeñables; todo lo contrario: son dardos contestatarios de una sinceridad total propia de una identidad disconforme y revelada contra determinados elementos del ecosistema social que en su día le fueron amenazantes. Los testimonios de Cristina son armas de empoderamiento del hoy, de este tiempo, para nosotrxs lxs jóvenes. Son nuestra vía para plantarnos ante quienes nos hacen daño o generan odio en nuestro interior. La Veneno, una vez más, nos ayudará.

No puedes vivir lleno de sospechas sin parar de fingir No puedes vivir lleno de sospechas sin parar de fingir No puedes vivir lleno de sospechas sin parar de fingir
SAL FUERA DE TI

Imagen perteneciente a la obra 'Estampitas', realizada en Rayos Uva

Bandcamp

Soundcloud

Issuu

Vimeo

Pinterest

Facebook